Seguidores

12 feb. 2010

Gustav Klimt

En 1904, el arquitecto Josef Hoffman le propuso la confección de mosaicos monumentales para el comedor del palacio Stoclet, en Bruselas, propiedad de un joven magnate belga del carbón, Klimt ideó para esta suntuosa vivienda un mosaico en tres partes, elaboradas con costosos materiales.
Mientras uno de los paneles, el más pequeño, es una pieza abstracta, única en la trayectoria artística de Klimt. En algunos retratos incorporó elementos ornamentales abstractos en el fondo.

Grandes Maestros de la Pintura. Klimt. Editorial Sol 90. Barcelona, España. 2009.
www.belvedere.at